Con el objetivo de beneficiar económicamente a los niños y jóvenes de escasos recursos de Arequipa e impulsar la inclusión financiera en base al uso de las tecnologías en las finanzas, el emprendedor José Adolfo Quisocala Condori creó el Banco del Estudiante, la primera entidad bancaria con un espíritu de conservación del medio ambiente y en donde la recolección de residuos sólidos es la moneda de cambio para todas las operaciones financieras.

Con tan solo siete años de edad, Quisocala formó este emprendimiento en 2012 y en la actualidad, el Banco del Estudiante cuenta con más de 7500 niños y jóvenes socios de la organización (entre 7 a 29 años) de Arequipa y Lima.

Debido al gran impacto de las tecnologías en este proyecto, la iniciativa fue reconocida en el año 2019 durante la décima edición del premio “Conectarse para Crecer” de Movistar Perú.

Banco del estudiante

Según cifras recientes del Banco del Estudiante, al cierre del 2022 se abrieron 25 mil cuentas “Eco Ahorro” para niños y jóvenes de Arequipa y Lima mediante la “Escuela Virtual,” para ello el emprendimiento viene trabajando en la oferta de otros productos financieros como el crédito, inversión de capital y seguros de salud.

Cabe destacar que, a causa de la pandemia, José Adolfo a través de la creación de la “Escuela Virtual”, programa de inclusión financiera, ofrece cursos de emprendimiento, educación financiera y ambiental en Perú, Colombia, Chile, Ecuador y España.

“La tecnología es una gran ventana de oportunidades, a mí me ayudó a iniciar un negocio al servicio de mi comunidad. Así pude ser premiado por ‘Conectarse para Crecer’, donde pude aprender más sobre tecnologías, marketing, y sostenibilidad. Más empresas e inversionistas deberían apoyar este tipo de premios, porque fomentan más agentes de cambio que ayudan con un granito de arena a nuestro país y a los que más lo necesitan”, explicó José Adolfo Quisocala Condori, Fundador del Banco del Estudiante.

Adicionalmente, el Banco del Estudiante acaba de firmar un convenio con el Centro Comercial Parque Lambramani Arequipa, (parque Arauco), y Tottus para que las sedes del banco puedan estar presentes a nivel nacional.

Conectarse para crecer

«El Banco del Estudiante es un ejemplo del impacto de la conectividad en el fortalecimiento de los emprendimientos en nuestro país. A través del premio ‘Conectarse para Crecer’, impulsamos estas buenas prácticas, ofreciendo talleres a los emprendedores que usan la tecnología al servicio de su comunidad. Además, visibilizamos sus iniciativas para que amplíen su red de contactos y concreten alianzas para hacer que sus negocios crezcan”, afirmó Ximena Gil, jefa de Asuntos Públicos y Sostenibilidad.

Desde sus inicios, “Conectarse para Crecer” ha identificado más de 1,400 iniciativas con impacto positivo en zonas rurales del Perú, de los cuales más de 90 proyectos fueron premiados en los últimos 12 años. En esa línea, en las próximas semanas anunciará la convocatoria para la edición 2023 de “Conectarse para Crecer” para seguir reconociendo a más emprendedores(as) que estén impactando positivamente en el Perú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí