fbpx
lunes, septiembre 27, 2021

TRIBUTO A ROLANDO RODRICH SARANGO

Leer
Billy Crisanto Seminario
Experiencia muy grata en docencia y en la dirección de una institución educativa. Así mismo, una reconfortante actividad en la redacción de artículos de opinión y otros géneros literarios breves. Mi máximo objetivo es compilar y publicar los textos sueltos de mi autoría, en un libro impreso y virtual
spot_img

Compartidos

Por: Billy Crisanto Seminario.

Rolando Rodrich Sarango ha partido, pero ha dejado todo un legado de profesionalismo a la prensa piurana. Comenzó, allá por los años 80, si la memoria me es fiel, en el noticiero regional de América Televisión. Más tarde ocuparía la dirección del diario “Correo”, donde permaneció por muchos años, y en momentos sociales y políticos muy tensos para la región y el país. Recuerdo que dicho diario se abría a la opinión pública, mediante una sección de cartas. Ahí es donde enviaba mis primeras reflexiones, y eran publicadas en el formato epistolar. Algunos nos hicimos “caseritos”, con nuestras misivas, y luego pasamos a columnistas colaboradores. Todo lo enviábamos por correo electrónico, y también se nos respondía por ese medio.

Como les decía, eran periodos álgidos, en los cuales la población estaba dividida (un poco como ahora). Precisamente, en aquella época ya comenzaba la crítica al fujimorismo y todo lo que representaba. Yo era uno de los opositores (para variar) a ese régimen, y Rolando Rodrich, me dio una de las lecciones más duras, pero necesarias de, cómo funcionaba en la realidad, la libertad de prensa. Ante un reclamo de mi parte por no publicar uno de mis artículos, me respondió de manera contundente: “tú tienes libertad para escribir lo que quieras, y nosotros tenemos la libertad de publicarlo o no”. Luego caería en la cuenta de que aludía a la línea editorial de todo medio de comunicación.

Sin embargo, y en parte por ello escribo estas líneas, “Correo” publicaba casi todos los artículos que enviaba, y a todos él tenía que darles luz verde, siendo la mayoría opositores a la propia línea editorial del diario, lo cual demostró que el pluralismo no era algo ajeno a su persona. Lo mismo sucedió en el conflicto por la explotación minera en Tambogrande, por parte de la empresa Manhattan, donde, con otros columnistas, representábamos la posición anti minera.  Recibí muchos consejos, y sobre todo mucha apertura, de Rolando Rodrich, los cuales me ha servido toda la vida en este oficio de escribir.

Recién lo conocería personalmente, en unos cursos finales en la Escuela de Comunicación de la UNP. Ahí reparamos de su condición de fumador empedernido, que de paso era muy común (me lo contaría mi tío Arnulfo Seminario) en los hombres de prensa de aquellas épocas. Café y cigarrillos eran compañeros indispensables en las jornadas nocturnas de las salas de redacción de los medios escritos. Lamentablemente, este “habito” le pasó la factura, a través de un infarto, al cual sobrevivió, pero lo obligó a dejar el ritmo de trabajo de la dirección de “Correo”.

Finalmente, ayer nos dejó Rolando Rodrich. Y aquí no se trata del consabido “No existe muerto malo”, sino de reconocer sus cualidades como hombre de prensa. Su franqueza para decir las cosas, y su enorme experiencia de la cual aprendí mucho. Fueron buenos años aquellos en las escribí como colaborador en el “Correo”, y sin su apertura, y pluralismo, no hubiese llegado a tantos piuranos. Mi gratitud para con él, y un abrazo de condolencia a su familia, y estoy seguro que ya descansa en paz.

Compartidos

- PUBLICIDAD -spot_img

Dejar respuesta

Ingresar comentario
Por favor ingresar su nombre

- Publicidad .Tel: 951607154 -spot_img
67,107FansMe gusta
644SeguidoresSeguir
6SeguidoresSeguir
3,434SeguidoresSeguir
312suscriptoresSuscribirte

PUBLICIDAD - 951607154

AGENDA

setiembre

Sin eventos

Usa los datos de GOOGLE Y FACEBOOK para conseguir más clientes- Cel.951607154spot_img

Artículos relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img
Compartidos
X