fbpx
domingo, septiembre 26, 2021

¿PODRÁ MEJORAR NUESTRA EDUCACIÓN EL NUEVO MINISTRO?

Leer
Billy Crisanto Seminario
Experiencia muy grata en docencia y en la dirección de una institución educativa. Así mismo, una reconfortante actividad en la redacción de artículos de opinión y otros géneros literarios breves. Mi máximo objetivo es compilar y publicar los textos sueltos de mi autoría, en un libro impreso y virtual
RECIBIRÁS LO ÚLTIMO EN VÍDEOS Y IMÁGENES - SORTEOS Y DESCUENTOS DE NUESTROS ASOCIADOS spot_img

Compartidos

El ministro de Educación Juan Cadillo León ha manifestado que los grandes cambios en nuestra patria, deben realizarse de abajo hacia arriba. Es decir, desde los docentes hasta el ministerio, y no desde la burocracia de escritorio de éste, y de sus entes burocráticos, dizque descentralizados; hasta el magisterio. Estas reformas implicarán a las modalidades: virtual, semipresencial y presencial, pues la crisis no ha comenzado con la pandemia.
El ministro sabe de lo que habla, pues, no sólo ha sido profesor de aula, sino uno de los más brillantes y premiado internacionalmente. Sin embargo, lo que no ha dicho es cómo va a realizar estos cambios, considerando las arraigadas prácticas de ineficiencia y hasta de corrupción, enquistadas en la administración educativa. Ahí es donde está el más grande escollo para cualquier cambio estructural de nuestro sistema.
Insisto. Desde el Minedu se dictan los lineamientos, la mayoría trasplantados de otros países y alejados completamente de nuestra realidad, los cuales deben ser cumplidos hasta por el maestro de la zona más alejada. Es ahí también donde se traba todo proyecto de cualquier comunidad, por ejemplo, para reconstruir un colegio que se cae a pedazos.
Y no sólo esto. Lo peor es quizá, que desde ese mismo Minedu se ha establecido (desde hace décadas) una cadena de obediencia y de sumisión, basada en el intercambio de favores. Estos eslabones de poder y de arribismo pasan por las direcciones regionales de educación, por las ugeles, hasta llegar a los directivos de los propios colegios. Por supuesto que existen respetables, excepciones, pero precisamente confirman la regla.
Esta relación vertical y piramidal se expresa en cerros de papeles que el docente está obligado a realizar. Parte de éste se lo traslada al estudiante, desnaturalizando la esencia misma del fenómeno educativo que es la formación de mejores seres humanos. Cambiar todo esto será muy complicado, pues también se ha interiorizado en buena parte del profesorado.
En efecto. Esta institucionalizada mentalidad, que lleva a aprobar, por inercia y a priori, todo lo que viene de arriba, ha terminado aislando e invisibilizando (y hasta amedrentando) todo intento de trabajar con autonomía frente al sistema. En este contexto, dónde la crítica constructiva se encuentra ausente de las relaciones docente – directivo, la pregunta que se cae de madura es ¿puede un docente acrítico formar a un estudiante crítico de su realidad, y con las ganas de cambiarla? La respuesta es obvia.
Consecuentemente, se tratará de la gran prueba de fuego para un ministro con brillantez profesional, con experiencia en el campo, y con solvencia moral. Reformar estructuralmente este sistema, implicará un marco normativo que le permita, por ejemplo, mandar a su casa a todos los funcionarios que tengan antecedentes o denuncias penales y administrativas. Me refiero a aquellos que han ingresado y se han atornillado en el Estado, sin ningún tipo de meritocracia, y sólo son rotados cuando salta algún escándalo.
Éste será, a mi entender, el punto de inflexión, para que nuestros maestros y estudiantes, comiencen una praxis de reflexión y de aprendizaje recíproco, antes que el estéril requerimiento y la presentación de trabajos, tareas, productos, evidencias, que en el fondo son lo mismo, pues todos tiene un carácter material, porque luego tienen que ser archivados y presentados al final de cada bimestre.
Sin duda se trata de un desafío casi utópico, pero de iniciarse, significará la mejora de la calidad educativa, no como experiencias aisladas de aprendizaje de esforzados maestros (que existen muchos), sino de carácter general y permanente. Esperamos que el ministro, que conoce el sistema, reciba todo el respaldo del gobierno y también del magisterio, para no continuar en este inmovilismo que se parece tanto a la mediocridad.
#Billy Crisanto Seminario
#Piura – Perú

Compartidos

- PUBLICIDAD -spot_img

Dejar respuesta

Ingresar comentario
Por favor ingresar su nombre

- Publicidad .Tel: 951607154 -spot_img
67,107FansMe gusta
644SeguidoresSeguir
6SeguidoresSeguir
3,434SeguidoresSeguir
312suscriptoresSuscribirte

PUBLICIDAD - 951607154

AGENDA

setiembre

Sin eventos

Usa los datos de GOOGLE Y FACEBOOK para conseguir más clientes- Cel.951607154spot_img

Artículos relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img
Compartidos
X