Tu nombre, tu marca para toda la vida

La marca personal, el reflejo de cómo somos en cada aspecto de nuestras vidas.

0
Marca personal
Compartir

abril, 2017

30abr8:00 am- 1:00 pmPRIMERA TRIATLÓN DE PIURA SERÁ ESTE DOMINGOENTRETENIMIENTO:Deportivas

Casi siempre escuchamos que debemos “dejar huella” en cada paso de nuestro camino profesional, pero ¿nos hemos puesto a pensar qué hacemos para lograrlo?
Ese “dejar huella” se traduce en dos palabras: buena reputación. La buena reputación, como afirma Inés Temple, exige esfuerzo, sacrificio y tiempo; puesto que, genera credibilidad y confianza, y es la llave del éxito no solo en los negocios, sino también en las relaciones interpersonales.
Además, es importante que nuestra reputación sea a base de responsabilidad, ética e integridad, ya que depende de cada uno de nosotros que nuestro nombre simbolice lo mejor de uno mismo. Un “buen nombre” será nuestra mejor marca personal, aquella que represente todos los aspectos y ámbitos de nuestra vida.
Por ello, no debemos olvidar que somos una sola persona y que debemos comportarnos del mismo modo tanto en el ámbito profesional como en el ámbito personal. Nuestra educación, nuestros valores y actitudes para con los demás deben aplicarse de la misma forma en todos los entornos en los que interactuemos.
Tenemos un compromiso constante con nuestra marca personal porque la llevamos toda la vida en cada paso que damos. Parte de ese compromiso será colocar nuestra mirada en acumular buenas relaciones a través de una marca que sea íntegra, confiable, respetada y admirada.
Asimismo, resulta relevante que así como debemos cuidar nuestra reputación a nivel profesional y personal, también debemos cuidar nuestra marca personal en la red (identidad digital).
José Luis Orihuela, doctor en Ciencias de la Información y profesor de la Universidad de Navarra, señala cinco claves para construir una marca personal en la red:
1. Definir un perfil: ¿quién soy?, ¿qué hago? y ¿cómo puedo ayudar a los demás?
2. Escoger las plataformas adecuadas. Orihuela asegura que es obligatorio usar Twitter como herramienta para revisar conversaciones de cosas que nos interese; asimismo, sitios web como Linked In, YouTube, blog, etc.
3. Aportar valor: “publicar cosas que le interesen a otras personas más que a mi familia”, así lo resume el profesor de Navarra. Para él, es primordial tener en cuenta tres aspectos:
• Escribir acerca de algo que conozcamos.
• Que el contenido sea de calidad porque esta refleja el valor de la marca.
• “Eres lo que compartes”.
4. Identificar prescriptores: los referentes a los que quieres pertenecer.
5. Construir comunidades. El valor de los vínculos es importante para identificar quiénes y cómo me conocen.
Orihuela recalca que “todo lo que publicamos en nuestro perfil como marca personal afecta a la organización a la que perteneces”. Por eso, nuestra preocupación también debe estar en construir una identidad digital “visible, memorable y prestigiosa” para que la visión que tengan los demás sobre nosotros se transforme en una serie de oportunidades.

Compartir

Comments

comments

Dejar respuesta