¿FIN A LAS FIESTAS POR AUMENTO DE CASOS DE COVID-19?

0
62

POR MGTR. CÉSAR AGUIRRE CHÁVEZ.

Para nadie es un secreto que las aglomeraciones aumentan el riesgo de contagio de la Covid-19. Un claro ejemplo, según expertos del Ministerio de Salud, es el aumento de casos producto de las marchas en las calles. Muchos de los manifestantes llegaron a sus casas y contagiaron a familiares, dicen los informes previos sobre el tema.

Ahora, ¿qué pasa con las fiestas? El riesgo también es latente. Muchos dicen solo reunirse con sus familiares más “allegados”. De ser el caso todos deberían vivir bajo el mismo techo tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud, sin embargo, no es así. Llegan los tíos, primos y hasta amigos de la familia. Tal es el exceso de confianza, producto de la familiaridad y cariño entre los invitados, que muchos con el transcurrir de las horas se quitan las mascarillas quedando expuestos todos.

Debemos tener en cuenta los riesgos que corremos por nuestras malas decisiones. Quizá directamente no nos suceda nada, pero sí le puede pasar a alguno de nuestros seres queridos. Evitemos las culpas internas y asumamos responsabilidades. No esperemos que el Estado, a quien al parecer más le importa el crecimiento económico que la salud, tengan que poner orden.

A pesar de ello, les informo que, a pedido del Colegio Médico del Perú, se viene evaluando un posible regreso a la cuarentena focalizada, particularmente considero que sería una buena medida para la región Piura. No podemos estar detrás de tanta gente irresponsable que se expone a diario. Tenemos un alto índice de contagiados por día y nuevamente las afueras de los hospitales se han vuelto hoteles improvisados de personas que están a la espera de la recuperación de su familiar o peor aun haciendo cola para ser atendidos. Esta realidad es visible en cada una de las provincias que integran nuestra región.

Hay personas que por estar en primera línea (personal de salud, policías y soldados) les es casi inevitable contagiarse, es un riesgo que corren a diario. Pero tú, ciudadano que tienes la oportunidad de elegir entre exponerte o no, terminas siendo parte del problema más no de la solución.

Por eso, si queremos a nuestra familia, es momento de demostrárselo. Con hechos y no palabras. Evitemos las fiestas “familiares”; usemos adecuadamente la mascarilla, lavémonos las manos cada vez que sea necesario y mantengamos el distanciamiento físico. La decisión de vivir o morir está en nuestras manos…

 

Shares

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here