fbpx
jueves, septiembre 23, 2021

[ Billy Crisanto Seminario ] El factor Cerrón

Leer
Billy Crisanto Seminario
Experiencia muy grata en docencia y en la dirección de una institución educativa. Así mismo, una reconfortante actividad en la redacción de artículos de opinión y otros géneros literarios breves. Mi máximo objetivo es compilar y publicar los textos sueltos de mi autoría, en un libro impreso y virtual

Compartidos

Por: Billy Crisanto Seminari
Una de las preguntas que nos hacemos gran parte de los peruanos es ¿Por qué el presidente Castillo, no puede deslindar contundentemente con alguien tan nocivo, y que, su sola mención suscita los ataques más radicales a su persona? Una respuesta simple nos lleva a decir que Cerrón mantiene una buena cuota de poder porque es el dueño del partido, y quizá de los votos de buena parte de los congresistas de Perú Libre, tan indispensables en este escenario fragmentado del nuevo poder legislativo.
No obstante, y paradójicamente, en este tipo de congreso sin ninguna mayoría, la única forma de gobernar es generando consensos para sacar adelante las normas que comiencen a acortar las brechas entre peruanos. No será fácil definitivamente, considerando los prejuicios de una buena parte de la población (y de los congresistas) de que, cualquier giro hacia la izquierda, va a significar convertirnos en Cuba o Venezuela. Y es que cualquier cambio radical, por ejemplo, una ola de estatizaciones de las grandes empresas, tendrá como consecuencia que se active la espada de Damocles de la vacancia, que espera su gatillador.
Entonces, volviendo a la pregunta inicial, ¿qué lo mantiene a Cerrón con una posición protagónica, incluso silenciosamente? A mi entender tiene que ver con el modelo o ideario que presentó Pedro Castillo, con el cual pasó a la segunda vuelta. Este conjunto de propuestas ha generado tantas expectativas, sobre todo en los andes del sur, que será muy difícil hacerles entender que se trata de cambios estructurales, que significan, por un lado, incrementar significativamente los ingresos del país, y, por otro lado, enfrentarnos a los grandes poderes que manejan gran parte de la opinión, a través de una prensa a la que controlan férreamente. Y ojo que están dispuestos a todo. No les tembló la mano para “volarse” todo “Cuarto Poder”, ni para sacar a Patricia del Río de RPP, a pesar de que eso supone una baja significativa en credibilidad y audiencia. Ahora mismo, mediante la Asociación de Radio y Televisión del Perú, están defendiendo a los impresentables de Willax, porque precisamente, siguen al pie de la letra el guión de la derecha peruana.
Consecuentemente, Castillo hoy se encuentra atrapado entre sus promesas de campaña, por las cuales lo apoyaron sus bases, y por la realidad que le dice que algunas de éstas sólo serán posibles de manera progresiva. En ese escenario, el poder de Cerrón se sostiene en estos sectores (con sus congresistas incluidos) que quieren reformas inmediatas, pensando ilusoriamente que basta que el Poder Ejecutivo lo dictamine. Ésta es la cadena que sujeta al presidente electo. Es decir, ¿cómo gobernar sin dar la apariencia que, apenas llegó al poder, se corrió a la derecha, como lo hizo Humala con “su hoja de ruta”?
Sin embargo, la coyuntura, con todo lo crítica que es, juega a su favor. Pues la gente ahora mismo tiene sus prioridades. Quiere volver a trabajar, y eso supone que esté vacunada alrededor del ochenta por ciento de la población. A ello debe apuntar el nuevo gobierno. Ponerse como meta, continuar e incluso acelerar el proceso de vacunación, considerando que prácticamente ya se cuenta con las dosis necesarias. Hagamos un ejercicio, y proyectémonos a diciembre, a los primeros seis meses de este gobierno. La reactivación económica, que ya debería estar en marcha, le dará el apoyo, no sólo de sus partidarios, sino de la mayoría de peruanos, para comenzar las reformas estructurales que vayan implantando el desarrollo equitativo y sustentable, que es el único camino para que este gobierno no defraude las expectativas de los peruanos, como los que lo antecedieron.
Lo anterior supone, negociar (en el buen sentido de la palabra) con los otros grupos políticos. Supone también, fortalecer las instituciones, principalmente las que combaten la corrupción, antes que debilitarlas; considerando, además que esto llevará a la cárcel a muchos de sus más encarnizados detractores, y también a sus “malas juntas”, como Cerrón y su gente. Es decir, se trata de mero sentido común o pragmatismo (“lo primero es lo primero”), para consolidarse en el poder con apoyo popular. Y esto supone, para ir terminando estas reflexiones, poner ministros capaces y honestos (con sus propios equipos), antes que contentar a la gente de su partido, y a las más radicales de sus bases políticas. Hacer lo contrario, significa perder un tiempo valioso, y enturbiar más aún el panorama actual, que lamentablemente coincide con el Bicentenario de la Independencia.

Compartidos

- PUBLICIDAD -spot_img

Dejar respuesta

Ingresar comentario
Por favor ingresar su nombre

- Publicidad .Tel: 951607154 -spot_img
67,107FansMe gusta
644SeguidoresSeguir
6SeguidoresSeguir
3,435SeguidoresSeguir
312suscriptoresSuscribirte

PUBLICIDAD - 951607154

AGENDA

setiembre

Sin eventos

Usa los datos de GOOGLE Y FACEBOOK para conseguir más clientes- Cel.951607154spot_img

Artículos relacionados

- PUBLICIDAD -spot_img
Compartidos
X