[ Billy Crisanto ] ¿POR QUÉ NO ME QUEDO CALLADO EN MI URNA DE CRISTAL?

0
Compartidos
Podría soslayar la coyuntura actual de nuestro país, pues gracias a Dios tengo un trabajo que me apasiona, tengo una linda familia que le da color a mi vida, y tengo amigos, de quienes sólo tengo un inmerecido aprecio. En consecuencia, no es el resentimiento ni la envidia lo que me mueven, pero tampoco me encerraré en mi urna de cristal, pensando INDIVIDUALISTAMENTE que, gobierne quien gobierne, es el esfuerzo y la habilidad lo que determina el éxito o la felicidad de una persona.
Podría pensar y actuar de esta manera, pero luego me cuestiono pensando que todo lo que les enseño a mis estudiantes sobre la historia de nuestro país, quedaría en la más pura abstracción, pues no importaría que en las alturas sigan muriendo niños y ancianos, ahora más por la pandemia, pero desde hace muchos años por el abandono y la falta de oportunidades de un sistema, que ha creado cifras en azul, pero no ha generado el desarrollo de nuestra gente, y que más bien han incrementado las brechas entre ricos y pobres.
Tampoco importaría la corrupción de nuestros últimos gobernantes, algunos presos, otros fugados y otros procesados, precisamente por millonarias denuncias de corrupción. ¿Dónde quedaría el bien común y Perú como una nación viable, que aprenda de sus errores? Esta nación que heredaremos a las nuevas generaciones para que continúen la construcción de un patria con igualdad de oportunidades.
Y es que, desde los griegos ya era una verdad irrebatible el “Contra factum non valet argumentum». Contra los hechos no hay argumento válido. y los hechos dicen que el modelo que se quiere cautelar (el del libre mercado), ha traído mucho más muerte y dolor, debido a que esas cifras en azul han ido a los bolsillos de los grandes, pues el esperado «chorreo o goteo» nunca llegó.
¿Acaso no es cierto que el oligopolio de las cadenas farmaceúticas, ha incrementado su fortuna, a costa de la desgracia de los más pobres? ¿Acaso tampoco es cierto que los pobres, en su mayoría, se han contagiado porque tenían que ir a trabajar, mientras los ricos lo han hecho por no haber renunciado a sus placeres, y ahora, pueden caminar tranquilos, pues ya se fueron a vacunar a EE. UU?
Quizá la candidata de los grupos de poder gane las elecciones, y no habrá más remedio que aceptarlo, pero será gracias a que tiene a su disposición a casi todos los medios de comunicación, financiados por los banqueros y por el Club de la Construcción, ese mismo que le donó millones de dólares que intentó esconder en los «cócteles», cuyo caso ya está listo para que el juez tome una decisión. Precisamente por ello se entienden los cuantiosos «auspicios» a la mayoría de medios de comunicación, para que reiteren explícita o tácitamente, y al unísono el fantasma del comunismo. Esto no es novedad, pues ya lo hicieron en otros tiempos, y en otros espacios cuando vieron peligrar sus intereses.
Es posible, entonces que se pierda la batalla, pero no la guerra, porque me reconfortará poder mirar a mis hijos y a mis alumnos de frente, pues (humildemente) hice lo que me correspondía hacer. Y además ya lo dijo Ernest Hemingway en «El Viejo y el mar». «El hombre no está hecho para la derrota; un hombre puede ser destruido pero no derrotado.
No soy militante del partido del profesor Castillo, ni de ningún partido de izquierda. No recibiré ningún cargo o beneficio, ni tampoco lo necesito. Mi posición obedece a principios y a convicciones. Y aunque suene a cliché, a algunos peruanos, aún nos importa el futuro del Perú, y aún nos duele ver a tantos niños anémicos que estudian en colegios sin agua ni desagüe, porque así lo ha determinado el libre mercado, la continuidad que tanto cautelan algunos.
Pues yo no me uno al carnaval que defiende un modelo, personificado en una candidata, con nefastos antecedentes, y con sólidas denuncias de corrupción. Consecuentemente, considero que el silencio, en estos momentos, es sinónimo de complicidad.
#Billy Crisanto Seminario
#Piura – Perú
Compartidos
AGENDA DE MAYO

junio, 2021

Dejar respuesta

Ingresar comentario
Por favor ingresar su nombre