Compartir

abril, 2017

30abr8:00 am- 1:00 pmPRIMERA TRIATLÓN DE PIURA SERÁ ESTE DOMINGOENTRETENIMIENTO:Deportivas

En las últimas semanas se están propalando por las redes sociales mensajes que fomentan el caos y el miedo en la población. Éstos, al ser reenviados como “cadenas” están contribuyendo a incrementar la angustia de una población que ya está sufriendo los estragos de la naturaleza. Uno de estos mensajes hacen alusión a un supuesto científico peruano (Jorge Manrique), quien anuncia que las lluvias que se vendrían, de agosto hacia delante, serían aún mucho más catastróficas. Sobre el particular debemos asumir con cautela este tipo de informaciones, cuya fuente no es exacta, ni mucho menos seria, y no hacerle el juego a los promotores del caos y de la psicosis social. Se trata de informarnos a través de los organismos oficiales y de aquellos que tengan un rigor científico. El fenómeno que actualmente azota nuestras costas es conocido como el “Niño Costero”, y se origina en las corrientes de aguas tibias provenientes de América Central. En condiciones normales estas masas de aguas, deberían ser enfriadas por las que llegan con la Corriente de Humboldt. Sin embargo, éstas se han debilitado provocando la permanencia de aguas tibias (superiores a los 28°C), frente a nuestra costa norte y central, provocando las torrenciales lluvias que hoy sufrimos. Según especialistas como Abraham Levy este fenómeno (“Niño Costero”), no se presenta por primera vez. Existen registros históricos que ubican uno similar en 1925. Sin embargo, lo tardío de su aparición, coincidirá con el cambio de estación, lo cual progresivamente, irá enfriando las aguas. Por ello se pronostica que, llegado el mes de abril, las lluvias comenzarán a bajar en intensidad, para tranquilidad de los peruanos…
Finalmente, es necesario insistir sobre la función educadora de los medios de comunicación (además de informar y entretener). En este sentido se torna en una demanda social el desestimar a los promotores del miedo y del caos a través de las redes sociales, y más bien difundir mensajes positivos para nuestros compatriotas, cuyo estado de ánimo necesita aliento, hoy más que nunca…

Compartir

Comments

comments

Dejar respuesta