La educación e-learning llegó para quedarse

0
30
Barra histórica de PERÚ COVID 19/@ PiuraVirtual

[ PUBLICIDAD 951607154 ]

VER MÁS

Compartir

Columnista: Eugenio D’ Medina Lora
La educación llamada “virtual” o “a distancia” fue ninguneada y desestimada por muchos años hasta el punto que la propia Ley Universitaria le pone límites al porcentaje de su aplicación. Por eso, prefiero llamarla educación e-learning. Tuvo que llegar el coronavirus para que rompamos esquemas mentales, a partir de la necesidad. Las nuevas plataformas de educación e-learning que permitían la interacción de profesor-alumno en muy buenas condiciones de nitidez auditiva y visual, poco tenían que ver con las de inicios de la década pasada, donde primaban los foros y las lecturas. Cierto es que requieren mayor esfuerzo del estudiante para participar y hacerse ver (de hecho, muchos prefieren no prender sus cámaras y mantenerse “ocultos”). Y también del profesor, que se obliga a improvisar meno y planificar sus clases casi al detalle, empleando materiales en secuencia pre planificada para reemplazar la flexibilidad que otorga la pizarra. Pero las ventajas son tremendas. Se puede llegar a estudiantes del interior del país, como si estuviera en la habitación contigua. Además, las clases pueden revisarse detalladamente porque quedan grabadas. Y adicionalmente al beneficio de que minimiza el acercamiento social, que hoy es tan vital, la educación e-learning permite, especialmente en una ciudad tan enorme y caótica como Lima, generar importantes ahorros de tiempo de desplazamiento. Por eso, incluso cuando se haya superado la pandemia, es preciso que por todos los programas de pregrado y posgrado incorporen porciones importantes de educación e-learning. Se requerirán profesores con otras destrezas, seguramente. No solo tecnológicas, sino hasta de personalidad, pues no todos se despliegan igual frente a una cámara y sin público. Pero es la evolución y por aquí viene el mañana que ya apareció antes de lo esperado. Es decir, hoy.
FUENTE:CORREO