- PUBLICIDAD 951607154 -
REGISTRARSE EN MEMBRESÍA PARA RECIBIR OFERTAS Y PROMOCIONES GRATIS

AGENDA DEL MES

octubre, 2019

05oct7:00 pm9:00 pm"La Dueña Soy Yo", Susan Ochoa llega a encantar a piuranos.

12oct7:30 pm10:00 pmEl "Versus de Comedia" entre Piura y Trujillo que no te puedes perder.

Compartir

Por: Billy Crisanto Seminario
Estando cerca a celebrar el Bicentenario de la Independencia del Perú, es conveniente reconocernos como nación, y analizar, aquello que históricamente nos ha separado, pero sobre todo aquello que nos une. Evidentemente, nuestra historia está plagada de situaciones donde nuestra clase dirigente no ha dado la talla a los desafíos de nuestra patria, desde las divisiones y la crisis en nuestra independencia, hasta la corrupción de las últimas décadas. Sin embargo, y gracias a Dios, también tenemos eventos y situaciones (actuales) que nos unen como colectividad, y como cultura. Nos referimos al deporte en general, y al fútbol en particular. Así, todos los peruanos nos hemos sentido representados por un grupo de muchachos que han dejado hasta la última gota de sudor por nuestra patria. Y como si fueran poco la entrega y el esfuerzo, también los resultados nos han hecho ganar el reconocimiento y el respeto mundial, y eso es algo de lo que debe servirnos como ejemplos de cómo construir peruanidad.
Sin embargo, no hay que dejar de lado que los logros, más que producto de la suerte, lo son del trabajo en equipo, donde existe un liderazgo de un técnico que se ha ganado la confianza de todos los peruanos. Y es que no podemos dejar de pensar que hasta hace poco una de las cosas que se criticaba a algunos de nuestros jugadores era la carencia de disciplina y de responsabilidad fuera de la cancha. En efecto, no eran excepcionales las noticias de escándalos faranduleros protagonizados por algunos de nuestras figuras deportivas. Pero eso se terminó en la llamada “era Gareca”, donde se impuso la corrección y el compromiso como regla general.
No obstante, este comportamiento tan lejano del cumplimiento de nuestros deberes éticos y profesionales, es algo que aún caracteriza a muchos de los peruanos. Desde el taxista que coimea al policía (y éste que recibe), hasta el juez o fiscal que deja en libertad al delincuente que tiene poder y dinero; nos estamos acostumbrando a ver como “normales” y previsibles los hechos reñidos con la ley. Esto, que es muy nocivo para nuestro país, debe erradicarse, y nuestros seleccionados patrios, precisamente nos están dando el ejemplo que los grandes triunfos se consiguen con disciplinado esfuerzo.
Luego, es importante también, como nuestros deportistas nos ayudan a acrecentar el sentimiento de patriotismo y de identidad nacional. Nos referimos a este sentido de pertenencia a una nación con un rico patrimonio histórico y cultural. Es indispensable en este contexto, convertir nuestro patriotismo en acciones que nos devuelvan la fe en un país que, en medio de las dificultades, logra salir adelante. En esta misma línea, es fundamental la capacidad de levantarse ante las adversidades. Me refiero a la resiliencia, tan frecuente entre nuestros niños y jóvenes pobres, quienes, a pesar de crecer en las más duras condiciones, se superan hasta lograr sus sueños e ideales.
Finalmente, deben quedar fijado en el recuerdo para siempre, como una muestra de esta ejemplar demostración de patriotismo y entrega, de estos once muchachos, las muestras de talento individual, pero sobre todo la actitud de trabajar todos, en equipo, para lograr esa SINERGIA, donde el esfuerzo colectivo resulta siendo más eficaz que la suma de las partes. Por todo ello, más importante que nuestro individualismo es trabajar todos por un grupo humano, como comunidad PIURANA en el entorno más cercano, y como PATRIA en el más elevado ideal de todos los peruanos.

#Billy Crisanto Seminario
#Piura – Perú

Compartir
REGISTRARSE EN MEMBRESÍA PARA RECIBIR OFERTAS Y PROMOCIONES GRATIS