- PUBLICIDAD 951607154 -
REGISTRARSE EN MEMBRESÍA PARA RECIBIR OFERTAS Y PROMOCIONES GRATIS

AGENDA DEL MES

agosto, 2019

No Events

Compartir

Alberto Fujimori gobernó 10 años: dos como presidente, ocho como dictador. Y Odebrecht estuvo muy presente durante su régimen. En números absolutos, la hoy penitente corporación ganó más contrataciones públicas en esa década que durante los tres gobiernos democráticos juntos entre 2001 y 2016.

¿Sobrecostos? Ya verán. Baste decir, para empezar, que tres representantes legales de la empresa en el Perú durante esos años son hoy delatores premiados ante la justicia brasileña.

Foto

Por Rosa Laura, Hernán P. Floríndez y Leslie Moreno.-

VER EN DISEÑO ALTERNATIVO

En los cuatro reportajes previos de esta serie, IDL-R reveló y explicó:

• Cómo Odebrecht fue la principal contratista del Estado peruano durante los gobiernos de        Toledo, García y Humala, desde 2001 hasta 2016 acumulando 24 proyectos que sumaron       más de 35 mil millones de soles.

• Cómo los sobrecostos encarecieron las obras contratadas por más de 4 mil 600 millones   de soles.

• Cómo Odebrecht vapuleó al Estado peruano en los arbitrajes, ganando otros 254 millones        656 mil dólares mientras que el Estado no ganó un solo centavo en las pocas resoluciones        favorables que tuvo.

• Cómo el Estado se las arregló para perder en todo: desde la redacción de los contratos hasta     la organización de los arbitrajes.

La única explicación racional para esa suma de incompetencias y auto sabotajes es la que está empezando a emerger  en las delaciones premiadas en Brasil, Suiza y Estados Unidos: los sobornos, la cutra.

¿Odebrecht se especializó solo en gobiernos elegidos democráticamente, con los que Lula tenía buenas relaciones? ¿No trabajó con gobiernos como el de, digamos, Fujimori?

Por supuesto que sí. Y cómo.

Durante los diez años del régimen de Fujimori, Odebrecht ganó la buena pro de 28 proyectos; es decir, más que todos los proyectos juntos de los regímenes de Toledo, García y Humala.

 

 

Igual que  en las entregas anteriores de esta serie, el reportaje de IDL-R se ha construido a través de los documentos originales de los procesos mencionados.  En el caso de los contratos hechos durante el régimen de Fujimori, la investigación fue mucho más difícil.

Por la antigüedad de los documentos y la desorganización de la administración pública, algunos de los expedientes de estas obras ya no existen. Según respuestas oficiales de las entidades correspondientes, estos fueron destruidos por desastres naturales o extraviados en los cambios de sede.

Sin embargo, luego de una ardua búsqueda, IDL-R consiguió los contratos, modificaciones al contrato, resoluciones, liquidaciones finales y arbitrajes de 22 obras adjudicadas durante la última década del siglo XX y halló que, al igual que en el período democrático de los últimos 15 años, las obras de la empresa Odebrecht presentaron sobrecostos millonarios.

Ahora presentamos una radiografía de estos proyectos que significaron 1,354 millones 213 mil  792 soles contratados y que tuvieron un sobrecosto de:

 

monto de sobrecosto

 

Los más de 500 millones de soles de sobrecosto de esa época representan casi el total del presupuesto asignado a las regiones de Madre de Dios, Moquegua, Tumbes y Pasco en 1999, y más de seis veces lo invertido entre 1995 y 2000 en el Programa de Vaso de Leche de Huancavelica y Ayacucho, las regiones más pobres del Perú en esos años.

Este sobrecosto es equivalente al 38% de lo contratado inicialmente. Es menor, sin duda, que el sobrecosto de los proyectos en los últimos tres gobiernos,  que es de 62%.

A continuación, presentamos los millones de sobrecostos que tuvo que pagar el país por cada obra de Odebrecht durante el gobierno fujimorista:

 

CARRETERAS 90

 

Las carreteras fueron las obras favoritas de Odebrecht durante este periodo. El tramo VI de la carretera Ilo-Desaguadero llegó a 54% de sobrecosto y la carretera que une Pisco y Ayacucho, en su tramo San Clemente-Puente Pacra alcanzó el 73%.  

 

 

CARRETERAS 90

 

Las obras de agricultura y riego fueron las más costosas y las segundas más numerosas. Con casi 49% de sobrecosto en el caso del Canal de Irrigación Talambo-Zaña y 54% en el caso de la Presa Cuchoquesera.

En 2001, el Congreso emitió un informe sobre los delitos económicos y financieros cometidos durante el gobierno de Fujimori. La comisión señaló dos obras del Proyecto Especial Río Cachi: la construcción de la presa Cuchoquesera y el canal Apacheta-Choccoro. El Congreso encontró que existían “indicios razonables de responsabilidad administrativa y legal de altos funcionarios que intervinieron en la ejecución de la obra y en desmedro de su eficiencia”. Y que específicamente en el caso de la presa Cuchoquesera, quedaron demostradas las anomalías que ocasionaron un perjuicio económico al Estado.

El Proyecto Chavimochic ha sido uno de los más grandes proyectos de agricultura e irrigación del país. Durante la década de los noventa se firmó el contrato de la segunda etapa, las obras de reducción de vulnerabilidad, y la rehabilitación de su infraestructura. En los tres casos el Consorcio Chimú, integrado por Odebrecht y Graña y Montero, ganó la adjudicación de las obras. Estas tres tuvieron en total 189 millones 500 mil soles de sobrecosto. Si se toma en cuenta la inflación de la moneda -medida en relación al valor del dolar- en todos estos años, se podría saber a cuánto equivale esa cifra actualmente.

 

A continuación, las obras de agua y desagüe:

 

En este rubro, Odebrecht se especializó en diseñar y construir plantas de tratamiento. La obra con mayor sobrecosto es el proyecto Marcapomacocha – Marca III, que presentó un 55% de costo adicional al inicialmente contratado.

 

CARRETERAS 90

 

En infraestructura destaca la obra de construcción de 14 silos metálicos en el Puerto Matarani. El sobrecosto de esta obra alcanzó el 50% con 4 millones 300 mil soles adicionales.

Durante toda la década del gobierno fujimorista, estas fueron las obras con mayores sobrecostos:

 

La Fiscalía debe investigar si la empresa brasileña protagonista del escándalo de corrupción más grande de latinoamérica también utilizó masivamente el soborno durante el mayor periodo de corrupción de la historia peruana.

 

¿Quiénes eran los representantes legales de Odebrecht que firmaron por estos proyectos?

Hay firmas que acompañan los contratos que, por decir lo menos, son interesantes:

• Sergio Luiz Neves firmó como representante del Consorcio Chimú los proyectos Sistema de Tratamiento de Agua Potable para Trujillo y la segunda etapa del Proyecto Chavimochic. Fue arrestado el año pasado por la Policía Federal en la 26º Fase de investigación Lava Jato. Se encontraron correos electrónicos suyos ordenando pagar una coima de aproximadamente 5 millones de dólares a una persona apodada “Mineirinho”. Neves tuvo acceso directo con el sector de ‘Operaciones Estructuradas’ para ordenar el pago de sobornos. Hoy se encuentra sometido al proceso de delación premiada. Según registros públicos, estuvo trabajando en Perú desde 1993, hasta por lo menos 1995.

Sergio Luiz Neves. (Foto: Hojeemdia).

Sergio Luiz Neves. (Foto: Hojeemdia).

 

• Marco Antonio Vasconcelos Cruz. Firmó como representante de Odebrecht el contrato de obra de la Presa Cuchoquesera. Además fue presidente de Odebrecht en Perú entre 1993 y 2001. El diario brasileño Estadao reveló que Vasconcelos dio a entender en un e-mail enviado a Marcelo Odebrecht que la misma empresa habría “montado” uno de los pliegos de las licitaciones para obras de saneamiento en Panamá. Actualmente es delator premiado.

 

Marco Antonio Vasconcelos. (Foto: 7días).

Marco Antonio Vasconcelos. (Foto: 7días).

 

• Rodney Carvalho, quien representó a la empresa en siete proyectos distintos y que hace poco dejó de ser el gerente general del Gaseoducto del Sur, obra altamente cuestionada y denunciada de la que Odebrecht ha tenido que retirarse.

• Raymundo Nonato Trindade Serra. Firmó como representante de la empresa en 6 proyectos públicos y entre 2014 y 2016 fue miembro del directorio de la Cámara de Comercio de Lima que, a través de su Cámara de Arbitrajes, reconoció casi 240 millones de dólares a Odebrecht en laudos arbitrales.

• Jorge Barata fue el representante del Consorcio Chimú para la firma del contrato de Rehabilitación de Chavimochic y fue superintendente de Odebrecht en nuestro país desde 2001 hasta 2016 . Hoy es el delator clave para conocer las personas a las que la empresa pagó coimas en Perú.

 

 

Actualización al 25 de mayo de 2017: Se ha podido identificar el sobrecosto de la obra Bocatoma La Víbora, Ancash,  por lo que se ha realizado la actualización correspondiente en la nota y en las infografías. 

(*) Los sobrecostos han sido calculados en base a 22 licitaciones finales de los 28 proyectos públicos identificados por IDL-R. El monto del dinero contratado fue realizado en base a 23 contratos que logramos conseguir. Las conversiones se hicieron según el tipo de cambio de la SUNAT a la fecha del contrato.

Compartir
REGISTRARSE EN MEMBRESÍA PARA RECIBIR OFERTAS Y PROMOCIONES GRATIS