- PUBLICIDAD 951607154 -
REGISTRARSE EN MEMBRESÍA PARA RECIBIR OFERTAS Y PROMOCIONES GRATIS

AGENDA DEL MES

junio, 2019

No Events

Compartir

Si somos sexualmente activos de pronto dejar de tener sexo puede generar consecuencias físicas que van desde el estrés hasta problemas cardíacos. Por eso los médicos no recomiendan la abstinencia, sino más bien, tener sexo de manera habitual.

Si tenemos un tiempo largo de abstinencia sexual puede derivar en un principio de depresión, baja autoestima y mal humor que nos vuelve fácilmente irritables.

Pérdida de la libido

El terapeuta sexual Sari Cooper explica: “El sexo es muy beneficioso, puede incluso ayudar a tener una vida más longeva. Algunas personas que se abstienen de tener relaciones sexuales, comienzan a sentirse más lentas, con menos vitalidad y hambre de tenerlas.”

Está comprobando que cuanto más sexo tenemos más energía y libido tenemos para tener relaciones sexuales con habitualidad. A medida que vamos perdiendo la frecuencia también se van perdiendo las ganas.

Problemas cardíacos

El sexo es muy bueno para la salud cardiovascular porque además de ser un gran ejercicio aeróbico se liberan un montón de hormonas que mejoran la salud del corazón, una de ellas la oxitocina.

Claro que el sexo solo no sirve si no tenemos una vida sana complementaria que acompañe para mejorar la salud del corazón.

Disfunción eréctil

Si lo que no se utiliza se atrofia, puede que el pene no sea excepción. Un estudio publicado en Bustle asegura que (especialmente en hombres mayores) la abstinencia sexual aumenta la probabilidad de sufrir disfunción eréctil.

Claro que siempre está la posibilidad de la masturbación, que no genera exactamente los mismos efectos que tener sexo con otra persona porque hay varios factores que no juegan (como la adrenalina de estar con otra persona, la liberación de algunas hormonas, la aceleración del pulso, etc), pero no deja de ser una gran forma de mantenerse activa/o sexualmente y evitar algunos de estos problemas de salud.

Según el doctor Mark Lawton de la Asociación Británica para la Salud Sexual y el VIH estos son los problemas que puede producir la abstinencia sexual.

Depresión y estrés

Cuando tenemos relaciones sexuales liberamos endorfinas que impactan en los centros del placer recompensando al cerebro y dopamina que reduce el dolor y el estrés, dando una sensación de relajación y felicidad. Además el sexo reduce los niveles de cortisol, la hormona responsable del estrés en nuestro cuerpo.

Compartir