Competir a nivel mundial y ganar no es fruto de la casualidad, es el premio al esfuerzo de muchas personas: productores, líderes y dirigentes, equipo técnico, personal administrativo; instituciones aliadas que por años se viene trabajando de manera RESPONSABLE y HONESTA.
Una vez más, una barra de chocolate producida en Japón por Grean Bean To Bar, con cacao de Norandino, recibe el premio en el Salón de Chocolate de París.
Es un logro más que ratifica el compromiso de trabajo en el norte peruano.

El cacao Gran Nativo Blanco, es uno de los mejores del mundo y hemos recibido este premio con muchos retos para seguir trabajando por nuestros pequeños productores que están cambiando sus vidas gracias a un trabajo organizado y transparente.

Comentarios
COMPARTIR