[AVISO POLÍTICO CONTRATADO]

Un antropólogo e investigador japonés ha puesto desde hace cinco años en los ojos del mundo la cerámica de Chulucanas, la cual se exhibe desde ese tiempo en el museo etnológico de Osaka, Japón, para deleite de los cientos de visitantes que llegan hasta allí y que se interesan en la misma cuando llegan a nuestra región.

Así se puso de manifiesto esta mañana durante la reunión sostenida por la directora de Artesanía de Dircetur, Norelia Garcés Aguilera, con el antropólogo y profesor jubilado del Museo Nacional de Etnología de Japón, Tatsuhiko Fujii (78), y el ceramista chulucanense César Juárez Ramírez.

Esto ocurre, según se indicó, mediante una muestra de cerámica ancestral de Chulucanas que el propio Fujii dispuso en dicho museo, más que todo por las técnicas ancestrales que se practicaban entonces, la cual obtuvo desde hace más de 20 años durante sus visitas a la “Tierra del Mango y el Limón”.

Y su nueva visita responde –según indicó él mismo- a conocer cómo se desarrolla la cerámica en la actualidad, y ver si la técnica ha cambiado o no.

“Él ha venido para ver “in situ” la situación no sólo del producto, sino de los artesanos ceramistas y cuáles son las proyecciones a futuro, por parte del Estado y de las instituciones privadas y públicas que apuestan por el desarrollo artesanal, y cuál es el trabajo que se hace en conjunto”, indicó Norelia Garcés.

La funcionaria agradeció al visitante por su investigación realizada y por poner en vitrina la cerámica de Chulucanas en su país.

Aseveró que “como ente rector, autoridades y ciudadanía además de sentirnos orgullosos, tenemos el compromiso de que esta técnica ancestral no se pierda, porque la mayoría de turistas que visitan el museo se interesan en querer conocer Chulucanas”.

El antropólogo lamentó igualmente la situación actual en que se halla la cerámica en Chulucanas, sin descartar el riesgo de que pueda desaparecer, “porque si bien sobreviven algunos maestros como Gerásimo Sosa, sin embargo no hay sucesores, salvo algunos jóvenes que en su mayoría son hijos de ceramistas”.

Agregó que si bien hace muchos años habían ceramistas, hoy han cambiado de oficio y son comerciantes, mototaxistas u otros. Consideró fundamental respetar y rescatar el pasado e identidad de la cerámica, “sin eso ya no es artesanía, sino simplemente una cosa común y corriente”.

Por su parte, el ceramista chulucanense César Juárez, dijo que desde niño heredó estas técnicas ancestrales de sus abuelos, y trabaja en su conservación dentro y fuera del país. Estimó importante que los ministerios de Cultura y de Turismo animen sus políticas, porque eso hace que conserven la cultura como el desarrollo del turismo a través de la artesanía.

Alegó asimismo que esto ha venido porque las políticas están mal dadas a nivel nacional, y cada uno trabaja por su lado, lo cual no ayuda sino contribuye a la división del artesano y destrucción de las técnicas ancestrales, porque se divorcian en gestión como en el trabajo que realizan día a día.

Datos

-Tatsuhiko Fujii ha sido también uno de los investigadores en Kotosh (Huánuco), con los templos humanos.

-Cuenta con una colección de piezas de varias ciudades del país, desde Puno hasta Chulucanas, que han pasado por dicho museo.

Comentarios
COMPARTIR