[AVISO POLÍTICO CONTRATADO]

La reciente muerte de una niña de 13 años tras sufrir una violación en grupo en una remota región rural de Liberia y no recibir el adecuado tratamiento médico ha puesto en evidencia los fracasos de Liberia en la lucha contra el problema de la violación y las carencias del sistema de salud. La menor fue atacada el pasado 21 de julio por tres desconocidos y aún no se ha arrestado a ningún sospechoso, según los últimos informes policiales.

Comentarios
COMPARTIR