- PUBLICIDAD 951607154 -
REGISTRARSE EN MEMBRESÍA PARA RECIBIR OFERTAS Y PROMOCIONES GRATIS

AGENDA DEL MES

noviembre, 2019

08nov7:30 pm9:30 pm[ CAMAPA ] Martínez Padrós ofrecerá, una muestra de su arte

15nov(nov 15)9:00 am17(nov 17)1:00 pmII Festival de poesía Tertulia Cero congregará a poetas de Perú y Chile

16nov8:30 am1:00 pmVoluntariado | Limpieza Regional del Río Piura

23nov3:00 pm9:00 pmForo Perú hacia 2030 - Piura 2019

27nov7:30 pm9:00 pm[ Elvira de Quiroz ] Presentación del Libro y Proyecto Lecto Parque “Las 3 limas”

Compartir

Recientes estudios revelan que la actividad sexual genera nuevas neuronas, además de prolongar la vida y contribuir a superar el estrés crónico.
Recientes estudios realizados en Estados Unidos y Corea del Sur concluyeron que la actividad sexual aumenta la producción de nuevas neuronas (neurogénesis) en el hipocampo, la zona cerebral responsable de los recuerdos a largo plazo, informó el diario The Atlántic.

Al analizar las relaciones sexuales de ratas de mediana edad, los investigadores de la Universidad de Maryland registraron una significativa mejora de la función cognitiva tras una exposición continua a este tipo de actividad.

“La experiencia sexual repetida puede estimular la neurogénesis adulta (…), siempre y cuando la experiencia persista durante todo el período de prueba”, indica Matthias Brand, el autor principal de la investigación.

A conclusiones similares llegaron sus colegas de la Universidad de Konkuk en Seúl, que además percibieron en las ratas del laboratorio una mejora de la memoria de reconocimiento frente a las situaciones del estrés crónico.

Cabe destacar que la influencia de la vida sexual en las células del cerebro tiene una sólida base empírica, aunque existe cierto debate abierto sobre si esta influencia es perjudicial o positiva.

Al respecto, neurocientíficos de la Universidad de Texas determinaron recientemente que la excesiva visión de porno puede dar lugar a permanentes cambios “anatómicos y patológicos” en el cerebro.

Finalmente, la publicación advierte que, obviamente, la conexión entre sexo e inteligencia no funciona necesariamente en sentido inverso, de tal forma que ser inteligente no tiene por qué conllevar un aumento de las relaciones sexuales.

REGISTRARSE EN MEMBRESÍA PARA RECIBIR OFERTAS Y PROMOCIONES GRATIS