Compartir

febrero, 2017

No Events

BERTHA HOUGHTON
Bajo el sol de mi tierra,
En la callecita de piedra yo veía tu sombra mi linda dama que de tan lejos vienes
Sí, ahí venia la españolita, con la cestita en una mano, con su hijo en la otra
Pero que lleva, la españolita en esa cestita se preguntaba el niño piurano al mirarla
Lleva la vida hecha dulzura, porque ya no más lágrimas por la partida
Bañada por la espuma de las olas del Mediterráneo, mirándolo a los ojos enamorada
La españolita cruzo el mar con su amado, para llegar a mi tierra amada
La Tierra del sol, los recibió con amor
La Tierra del calor, sus miedos calmó


La Tierra con aroma de algarroba, su vida de esperanza lleno
Pero que linda va la españolita, que con cestita en mano camina por la callecita de Piedra, con su hijo en un brazo, con la dulzura en el otro
Caminante de la alegría,
La españolita, nos regala un deleite para nuestro paladar, en esta linda callecita de la piuranidad
Caminante de pasos, eternos
La españolita, mira al niño piurano su primer amigo en la ciudad
Le endulza la vida, con este delicioso manjar
Natilla a la española, prepara con gusto piurano
Se une la sonrisa de aquel piuranito, con la sonrisa de la madre española
Que siempre camina con cestita en mano, por la callecita de piedra
Caminante que recorres, la vida vendiendo tus dulces hispanos ahora hechos tan piuranos
Vida de tropiezo y dolor al inicio, la españolita y su amado van recorriendo mi ciudad
Sentados la españolita y su amado en la barca mirando la luna, soñaron con conquistarnos
Conquistas el alma con tu dulcecito, linda españolita
Conquista los corazones al verte pasar, con la magia de la hermandad
Se une España y Piura una vez más para dibujar la sonrisa de aquel niño piurano, que siempre te veía pasar


Y con voz emocionada al verte decía ahí viene la españolita
Me trae la natilla de su tierra, hecha con sabor a Piura, un rico manjar colmado de piuranidad
Mil preguntas, una sola respuesta españolita
Te acogió mi tierra piurana
Dejaste tu patria, para volver a nacer en la patria mía
Mil inquietudes, una sola respuesta
Sigue adelante, con tu cestita en mano, con tu niño besándote al verte
Levántate y camina si caes con los pies de terciopelo español, engalanas las calles de mi ciudad
Todos te vemos pasar y decimos ahí viene la españolita, con la cestita, su hijo y el manjar
Cuantas preguntas e ilusiones se forjaron en ese viaje desde tierras lejanas, los esposos Casas García, dejaron su tierra de origen España, cual conquistadores surcaron el Mediterráneo y a la tierra del sol piurano llegaron.
Cuantas preguntas al iniciar una nueva vida, nuevos retos, nuevas ilusiones en sus vidas, pero la vida está hecha de retos y conquistas nuevas.
No es fácil la partida, el corazón duele al abandonar la patria de origen, pero nuestra tierra piurana caracterizada por el calor humano les acogió y desde su llegada son los protagonistas de una historia muy rica de mestizaje.
Nuestra querida Piura, pueblo de empuje y lucha
Nuestra Piura amada les acoge con ilusión y esperanza y juntos forjaron primero su familia, sus hijos piuranos les enraizaron en nuestro suelo, y la riqueza culinaria de sus pueblos de se entremezclaron con los frutos de nuestra tierra bendita, la de leche cabra piurana, la algarrobina de Locuto tesoro de nuestros algarrobos y la receta española de la abuela, dio fruto a los manjares españoles de alma piurana, el toffe, la natilla y el confite que ahora ocupan un espacio importante en la repostería piurana.
Nuestro postre emblemático la Natilla piurana, que en manos de una mujer española, nos da distinción en resto del Perú y del Mundo. Quien no ha probado este deleite en el paladar humano.
La Señora Juanita García, la españolita que desde tierna edad abandona su patria, surca los mares en compañía de su esposo y juntos en Piura, con el nacimiento de sus hijos ALBERTO Y LEONOR, ella viviran día a día recordando España, pero a la vez forjando la cultura mestiza de Piura.
Desde muy temprano Juanita la españolita recorría nuestras calles por aquel entonces aun de piedra, con su pequeño Alberto en brazos, pero con la necesidad de trabajar, y de que mejor manera que deleitando a los piuranos, con los ricos dulces españoles, que ahora tomaban un gusto piurano ya que eran preparados con insumos de nuestra tierra.
Piura es Natillas, Natillas es Piura sin lugar a dudas poco a poco la señora Juanita, fue gestando una marca que ha cumplido nada más y nada menos que ochenta años en nuestra ciudad. Cercanos a celebrar nuestro Bicentanario la marca Españolita se constituye en un símbolo de piuranidad, piuranos y extranjeros somos fieles consumidores de sus productos que fueron la ilusión de un padre y madre por hacerse camino en tierras lejanas como lo era Piura, para ellos que llegaron con angustia tal vez, pero con la ilusión de conquista, lo han logrado han conquistado nuestro paladar con una vasta producción de dulces muy nutritivos hechos a base de insumos piuranos, en especial nuestra algarrobina.
Este próspero negocio familiar ya es historia en Piura y el Perú,el cual se iniciará en la avenida Grau. Hoy se encuentra frente a la Iglesia San Sebastián, “ La Españolita”
Piura es sin duda la tierra de la esperanza para muchos emigrantes llegados a nuestro suelo.
Gracias Familia Casas García por sus sueños y esperanza
Por su trabajo esmerado y por los productos de calidad que pronto cumplirán un siglo de conquista. Nuevamente la cultura española y peruana dando paso al rico proceso de mestizaje
Querida Señora Juanita García, ejemplo de trabajo
Ejemplo de lucha diaria
Ejemplo de madre, que no desmayo ningún instante
Constancia y tenacidad virtudes que nos dejado de herencia
Conquistaste Piura, y Piura te conquista con su aire caliente
Con su aroma de algarroba
Con la callecita de piedra, donde tu pasabas con la cesta de dulces en una mano, con tu hijo en la otra.
Gracias totales familia Casas – Charo Garcia de Zagazeta
LILIAN HOUGHTON HIDALGO.

Compartir

Dejar respuesta